domingo, 1 de abril de 2012

Descubra los poderes del Ginseng



Introducción
Desde hace unos años a esta parte, el término Ginseng ha pasado a ser parte del vocabulario común de los occidentales.
Mucho se ha hablado, y se sigue hablando, sobre las propiedades curativas del Ginseng; pero pocos son los que realmente saben qué es el Ginseng y porqué se dice que posee propiedades medicinales tan extraordinarias.
La mayoría de los productos que contienen Ginseng se adquieren en dietéticas y farmacias. Existe en el mercado innumerable cantidad de remedios y productos afines, en cuyas etiquetas figura el Ginseng como uno de sus componentes. Es más, la palabra Ginseng siempre se destaca de manera especial.
¿Por qué?
La respuesta es muy simple: el valor medicinal del Ginseng se ha hecho tan popular que el solo hecho de saber que un determinado producto posee Ginseng juega a favor de la venta de ese producto.
Entonces, ¿posee el Ginseng las propiedades que le adjudican, o sólo es un instrumento de valor comercial?
En primer lugar, debemos tener en cuenta lo siguiente: en nuestra sociedad- como en la mayoría de las sociedades-, aquello que beneficia a la salud también redunda (y a veces en extremo) en el beneficio económico de quien lo comercializa. Muchas veces, al abuso comercial de determinados productos suele ser tan grande, que en el camino se pierde la noción real de su valor medicinal.
En el caso del Ginseng, también ocurre algo parecido: salud y beneficio económico van inseparablemente de la mano. Cuanto más popular es la noción de valor medicinal de un producto, más se lo comercializa y más se encarece.
Pero con el Ginseng ocurre a la vez algo particular: su cultivo es tan difícil y la escasez del Ginseng silvestre o natural es tan grande, que un trozo de raíz de Ginseng ha llegado a valer su peso en oro.
Más allá de las cuestiones de mercado, el Ginseng se encarece porque su producción es acotada.
A través de las páginas de este libro podrán ir conociendo por qué el Ginseng posee un real valor medicinal, pues en su composición se aprecian sustancias que le confieren a la raíz un lugar destacado entre los productos naturales que ofrecen salud y bienestar psicofísico.
Y además podrán conocer los orígenes y la historia de esta planta tan particular así como las nociones básicas sobre el mundo de las pantas y hierbas medicinales.
Y, por supuesto, encontrarán en el capítulo final, una serie de recetas caseras a base de Ginseng con las que podrán beneficiarse tanto en lo referente a la salud como al embellecimiento general del cuerpo.

Tengan en cuenta lo siguiente:
Si bien se dice que el Ginseng es la planta curativa, y hasta se le ha adjudicado el valor de ser "la raíz que cura todos los males", recomendamos que sean cautos a este respecto.
La raíz del Ginseng posee efectivamente sustancias que le confieren un valor medicinal: pero nunca y en ningún caso debe consumirse Ginseng en forma indiscriminada.
La medicina oriental se ha insertado en nuestra sociedad a través de diferentes métodos y terapias, como la acupuntura, la aromaterapia y el consumo de hierbas medicinales, entre las más destacadas, pero que se ofrecen como formas alternativas de la medicina y que acompañan las indicaciones emanadas de la autoridad médica tradicional.
Siempre deben consultar al médico de cabecera frente a cualquier trastorno o dolencia, para que él sea quien determine los pasos a seguir en todos los casos.
Nunca deben sustituir las indicaciones que el profesional médico receta, por las recetas ofrecidas por las diferentes terapias alternativas.

Información general
NOMBRE: Ginseng
FAMILIA: Araliaceae
GÉNERO: Panax
ESPECIE ASIÁTICA (CHINA O COREANA): Panax Ginseng
ESPECIE AMERICANA: Panax quinquefolium
ESPECIE JAPONESA: Panax japonicus
ESPECIE SIBERIANA: Eleutherococus senticosus
ESPECIE ASIÁTICA TIENCHI: Pseudoginseng

Propiedades benéficas:
-Funciona como estimulador físico y mental
-Tonifica y fortalece el sistema circulatorio y cardiovascular
-Energizante general del organismo
-Normaliza el sistema nervioso
-Fortalece el sistema inmunológico
-Posee cualidades afrodisíacas



ORIGEN: Continente asiático
CARACTERÍSTICA: Raíz medicinal cuya forma se asemeja al cuerpo humano. La reproducción se realiza exclusivamente a través.


CAPÍTULO I:
¿Qué es el Ginseng?
En los últimos años mucho se ha hablado sobre el Ginseng y hasta se ha recomendado su utilización; pero... ¿qué es realmente el Ginseng?
Descubramos en este capítulo los conceptos básicos sobre esta planta de origen chino tan importante para la salud.
Una planta milagrosa
El Ginseng es el nombre común con el que se denomina a un género de planta herbácea, que miden entre treinta y setenta centímetros de altura, de la familia de las Araliáceas.
El término Ginseng proviene del chino jen shen, que traducido significa "raíz sagrada del hombre".
La parte del Ginseng que se utiliza como factor medicinal es la raíz.
El origen del Ginseng es chino, aunque se encuentran especies en Corea, en Siberia y en América del Norte.
Las flores
Se caracterizan por ser de pequeño tamaño y por disponerse en apretadas inflorescencias ramificadas llamadas umbelas compuestas.
Cada una de las flores puede llegar a tener cinco sépalos y cinco pétalos, los que se encuentran unidos al ovario. Los estambres se insertan en una especie de disco ubicado por encima del ovario.
El ovario consta de cinco carpelos- que son los que portan a los óvulos-, que al madurar generan un fruto que contiene cinco semillas, las que se encuentran envueltas en bayas de color rojo.
Las flores suelen comenzar a brotar recién a partir del tercer o cuarto año de la siembra, y su color es verde pálido.

Definiciones botánicas
-Inflorescencia
Dícese del conjunto de las ramificaciones florales en que se divide una planta.
-Umbela
Grupo de flores y frutos que parten de un mismo punto sobre el pedúnculo principal y se elevan a igual altura.

Las hojas y el tallo
Las hojas pueden ser lobadas o compuestas, y estas últimas se encuentran divididas en folíolos.
Las primeras hojas que brotan de la plata suelen ser pequeñas, alcanzando la planta, en esta instancia, una altura máxima de cinco centímetros. Con el correr del tiempo comienzan a nacer tallos con hojas que pueden llegar a alcanzar una altura de treinta centímetros.
Definiciones botánicas
-Lobada
Dícese de las hojas que se encuentran divididas en gajos, en porciones poco profundas y redondeadas.
-Compuesta
Aplicase a las plantas dicotiledóneas, herbáceas o arbustivas que se distinguen por sus hojas simples o sencillas y por sus flores agrupadas en cabezuelas.
-Folíolo
Cada una de las hojuelas en que se encuentra divida una hoja compuesta.

La raíz
Es la parte medicinal de la planta de Ginseng.
La raíz posee una forma muy parecida a la extensión del cuerpo humano, lo que ha hecho que se la asocie directamente al alivio de los trastornos y dolencias del ser humano.
Generalmente, las raíces llegan a pesar alrededor de unos 30 gramos; aunque excepcionalmente se han encontrado especies con un peso de 250 a 300 gramos.

La edad del Ginseng
Todos los años, en la época de verano, tanto el tallo como las hojas mueren, Cuando el tallo muere, en el lugar en el que estaba asentado sobre la raíz, deja una huella o cicatriz. Al mismo tiempo, la raíz se contrae bajo tierra formando un anillo a su alrededor.
Cada una de estas cicatrices y cada uno de los anillos significan un año de vida del Ginseng.
Estudios realizados dan cuenta de que algunas raíces llegan a tener una antigüedad de aproximadamente medio siglo de vida.
Cuanto más antigua es la raíz mayor es su precio en el mercado.

Una curiosidad
En 1976 se descubrió una raíz de Ginseng de aproximadamente 400 años de antigüedad. La onza de esta raíz se vendió en diez mil dólares.

El cultivo del Ginseng
Incluimos el cultivo de esta plata como una punto más entre las características del Ginseng, y no como un ítem destacado, pues la dificultad de su cultivo hace que difícilmente pueda ser realizado en forma casera.
Cada planta de Ginseng tarda aproximadamente entre cinco y seis años para crecer unos diez centímetros.
Las semillas deben sembrarse en tierras elevadas, preferentemente cerca de árboles como el roble o el arce (tal como crece en forma silvestre el Ginseng), en una tierra poco húmeda y en un clima frío.
El terreno debe ser preparado como mínimo dos años antes de comenzar la siembra, y sólo deberán utilizarse abonos y fertilizantes naturales.
Luego de la primera cosecha, hay que esperar unos quince años para poder volver a utilizar el mismo terreno.
Debido a la dificultad de su cultivo y al extremado tiempo que se necesita para que la planta se asiente y su raíz sea consistente, es que el Ginseng es una de las plantas medicinales más caras.


Capítulo 2:
La medicina de herbolario
Conocer las nociones básicas sobre platas y hierbas medicinales nos ayudará a comprender más acabadamente el lugar que ocupa el Ginseng dentro de la medicina de herbolario.

Plantas y hierbas medicinales
La llamada medicina de herbolario- es decir, la rama científica que se ocupa del estudio de las plantas y hierbas medicinales- ha sido practicada desde la antigüedad. Plantas y hierbas fueron los primeros remedios con los que contó la humanidad.

Hierbas y plantas
Si bien la definición de hierba proveniente de la botánica es "cualquiera de las plantas de pequeño tamaño, sean anuales o perennes, cuyo tallo carece o no forma tejido leñoso permanentes por encima del suelo", debemos tener en cuenta que para los fines de las llamadas hierbas medicinales, el término hierba se define como "cualquier planta que posea la propiedad de aliviar trastornos y dolencias".
En este sentido, plantas y hierbas medicinales conforman una unidad de la que la medicina se vale como agente benéfico para el alivio de las dolencias psicofísicas, sin tener en cuenta la distinción que la botánica realiza de ellas.

Dependiendo del tipo de planta y hierba y del fin medicinal buscado, las partes que se emplean como remedio son:

Los métodos más utilizados para aprovechar las virtudes medicinales de las platas son:

Compresas
Resultan de la aplicación de un paño suave embebido con agua de cocción de la planta.
Para realizar una compresa, es aconsejable colocar dos tazas de agua en una cacerola y poner a hervir. Al llegar a ese punto, apagar el fuego y añadir dos cucharadas grandes de la planta o hierba medicinal elegida.
Dejar reposar durante diez minutos como mínimo.
Embeber un paño suave o una tela de algodón y escurrir un poco.
Aplicar el paño sobre la zona afectada durante una hora como mínimo.
De ser necesario, repetir la operación una vez más dejando trascurrir tres horas entre cada aplicación.

Cataplasma
Las platas y hierbas medicinales pueden aplicarse directamente al natural, lo ideal es machacarlas o humedecerlas un poco para que la aplicación sea más afectiva.



Baños
Hay dos maneras de realizar un baño con hierbas:
1) Colocar dos cucharadas de hierba- o mezcla de hierbas- elegida en un litro de agua hirviente.
Dejar reposar durante diez minutos y a continuación agregar el preparado al agua del baño.
2) Colocar las hierbas en una tela porosa- de modo de formar una bolsita-, cerrarla y sumergirla en el agua del baño.

Inhalaciones
Colocar dos cucharadas de la planta o hierba medicinal elegida en una cacerola con un litro de agua.
Calentar el agua hasta que llegue a su punto de hervor.
Retirar la cacerola del fuego.
A continuación, tomar una toalla limpia y cubrir la cabeza con ella.
Inclinar el rostro sobre la cacerola y aspirar el vapor durante el mayor tiempo posible (mantener siempre una distancia prudencial para que el vapor caliente no llegue a quemar el rostro).

Máscaras
Las máscaras se aplican sobre el cutis y sirven para relajar, higienizar y tonificar.
Lo ideal es agregar las hierbas machacadas a la crema base que se utiliza habitualmente como mascarilla.
La proporción ideal es una cucharadita de la hierba o planta machacada por cada 30 gramos de la mascarilla.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada